Tips para no tentarse con los alimentos

Una reciente investigación demostró que la mayoría de las personas desisten de comer un alimento si deben hacer esfuerzos para conseguirlos. Es decir, si un paquete de galletas está sobre la mesa es probable que casi sin darnos cuenta comenzos a comerlo hasta que no quede ni una sola galleta. En cambio, si ese mismo paquete está adentro de un mueble y guardado adentro de un frasco con tapa es probable que no lo comamos, o que sólo comamos una galleta y volvamos a guardar el resto en el frasco y en el mueble.

El estudio demostró que los seres humanos somos cómodos y que desisitimos de hacer demasiado esfuerzo para alcanzar una gratificación. Incluso, estos principios son utilizados por el márketing en los negocios de alimentos. Por ejemplo, está demostrado que si la heladera donde se guardan helados se deja un poco abierta, el cliente está más predispuesto a elegir uno. Lo mismo ocurre con las golosinas que se exhiben al lado de la caja para abonar.

Por eso, nunca debes dejar en tu hogar golosinas, galletas o productos engordantes a la vista. Siempre los debes guardar en varios recipientes, de modo que te sea costoso tentarte.