Adelgazar en grupo.

Comenzar una dieta no es fácil. Sobretodo si nuestra intención es la de cambiar nuestros hábitos alimenticios y no volver a recuperar el peso perdido nunca más.

Por eso, lo primero que deberíamos hacer es buscar un apoyo que nos ayude a no flaquear en los momentos duros o a no tirar la toalla cuando los resultados tarden en llegar. Y es que esto suele ser habitual.

Durante el primer mes, es de esperar que se pierdan varios quilos del tirón, pero después, nuestro cuerpo se estabiliza y, en una dieta saludable, perderemos una media de 2kg al mes. Tal vez haya semanas en la que no bajemos nada, por eso nos vendrá bien apoyarnos en otras personas que estén en la misma situación que nosotros.

Está claro que un profesional te podrá aconsejar sobre qué es lo que le ocurre a tu cuerpo, si debes cambiar algo o no, o sobre otras cuestiones, pero nadie te va a comprender mejor que otra persona que esté pasando por lo mismo que tú.

Buscar apoyo es fácil. En primer lugar, no le ocultes a tu familia que estás llevando a cabo una dieta de adelgazamiento. De esta manera evitarás que te ofrezcan dulces u otros alimentos que debes esquivar y es probable que encuentres la comprensión  de alguno de sus miembros. Después, anima a alguna amiga a acompañarte en tu régimen. Si no encuentras ninguna busca un foro de internet en el que personas como tú quieran adelgazar de forma saludable. Esto puede llevarte un tiempo, pero en cuanto lo encuentres, tendrás un lugar para expresar libremente tus antojos, tus flaqueos, tus logros, tus sentimientos hacia la comida (que no siempre son entendidos por aquéllos que nunca han sufrido sobrepeso), tus menús y en general tus inquietudes respecto a tu dieta.

Y recuerda, todo el mundo puede adelgazar, así que ¡tú también!