Adelgazar con barritas sustitutivas

barrita sustitutiva

Los sustitutivos de comidas, como pueden ser las barritas o los batidos, se han popularizado últimamente por su capacidad de hacernos perder peso sin pasar mucha hambre.

Se centran en la reducción de las calorías ingeridas por comida pero aportando todos los nutrientes necesarios para el organismo, así como vitaminas y minerales esenciales.

Al principio, se hacían servir para sustituir las comidas fuertes del día, es decir, el menú de mediodía y la cena, pero pronto se observó que esta práctica, aunque hacia bajar de peso muy rápidamente, era contraproducente porque una vez se abandonaba el consumo de sustitutivos, el peso se recuperaba de una forma igualmente veloz.

Esta es la causa de que, hoy en día, sean las propias marcas que comercializan estos productos, las que nos recomienden sustituir una sola comida al día, habitualmente la cena, e incluso nos den unos menús tipo para el resto del día, proponiéndonos dietas de 1200 ó 1500Kcal., según nuestros objetivos.

Este tipo de dietas resultan ideales como empujón para empezar una dieta sana, si se está acostumbrado a comer de todo a cualquier hora, sin mirar calorías ingeridas ni ser consciente de los nutrientes que nuestro cuerpo necesita. Si estás dispuesto a adelgazar y necesitas un estímulo, este método es ideal para ayudarte a bajar unos quilitos al principio, durante una o dos semanas, pero ten en cuenta, que si no aprendes a comer y adecuas tu alimentación hacia la vertiente sana y saludable de las cinco comidas equilibradas al día, recuperarás lo perdido y no lograrás tus objetivos.

Los sustitutivos, hoy en día, los podemos encontrar en forma de barritas, batidos, tortillas, crepes, galletas y mucho más. Aportan una sensación de saciedad al instante, pero a la larga puede volverse monótono.

Así que, si con el nuevo año os habéis propuesto adelgazar de una vez por todas, ésta puede ser una buena manera de empezar a conseguirlo.

Foto: BocaDorada