Abdominales bajos: ideales para un vientre plano

A la hora de bajar de peso, nuestra rutina física debe incluír por lo menos media hora de ejercicio aeróbico y varias series de abdominales. Cuando tenemos sobrepeso es frecuente que la grase se localice en la parte inferior del abdomen, y lamentablemente es la más difícil  de remover, por lo que hay que esforzarse para lograr el objetivo del vientre plano.

Los abdominales bajos pueden realizarse de formas diferentes, todas son efectivas, lo importante es que seamos constantes y que realicemos varias repeticiones. A modo de ejemplo, lo ideal sería realizar todos los días cuatro series de 15 abdominales.

Una modalidad para ejercitar los abdominales bajos consiste en recostarnos sobre una colchoneta, estirar las piernas y elevarlas y bajarlas sin tocar el suelo. También puedes hacerlos en forma de tijera, subiendo una pierna y bajando la otra alternadamente.

Otra forma de abdominales inferiores es flexionando las rodillas y despegando la cintura y parte del tronco del suelo. Recuerda inspirar y exhalar el aire en cada ejercio para no fatigarte